martes, 30 de septiembre de 2008

TRASLADOS DE LA CIUDAD DE GUATEMALA


El 25 de julio de 1524, don Pedro de Alvarado funda en Iximché la primera capital del Reino de Guatemala y establece el primer ayuntamiento. Luego de la rebelión cackchiquel y del incendió de Iximché, Alvarado permaneció activo con sus tropas haciendo la guerra a los pueblos que opusieron resistencia, viviendo en barracones, hasta que decidió construir la ciudad en el Valle de Almolonga, situado en las faldas del Volcán de Agua, hecho que cumplió el 22 de noviembre de 1527. La segunda ciudad, se estableció donde actualmente se encuentra la población de Ciudad Vieja, al pie del Volcán Hunapú, hoy conocido como Volcán de Agua. 251 años después, el 21 de julio de 1775, por Real Cédula sería aprobada el tercer traslado de la ciudad de Santiago, esta vez al Valle de la Virgen. La más hermosa de las ciudades americanas, la Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, descansaba apacible en el Valle de Panchoy, asentada en las riveras del río Pensativo, pero esa paz, se rompió bruscamente la tarde del 29 de julio de 1773, día de Santa Marta, cuando un fuerte terremoto echó por tierra monumentos, edificios y casas.
Luego de una larga disputa entre quienes deseaban reconstruir la ciudad en el mismo lugar, llamados terronistas y quienes deseaban trasladarla al Valle de la Ermita, llamados traslacionistas, el 2 de enero de 1776, el Capitán General don Martín de Mayorga instala el ayuntamiento en la Nueva Guatemala, donde se encuentra actualmente, y fue bautizada el día 23 de mayo de 1776, cuando el rey Carlos III de España, puso su firma en la Real Cédula, por medio de la cuál la nueva capital de Guatemala recibía el nombre definitivo de “Nueva Guatemala de la Asunción”.